Mensajes solidarios

37 Años comprometidos con la Justicia y la paz
 
 
Se dice pronto “cumplimos 37 años…” e inmediatamente, llegan a nuestra memoria, 
 
importantes recuerdos, momentos, experiencias y aprendizajes. Como no dar GRACIAS a la 
 
vida, que nos ha encontrado en una lucha común: construir un mundo más justo, más humano, 
 
con equidad, inclusión, solidaridad.
 
En este caminar, ciertamente, no hemos estado solas/solos, muy por el contrario, nos hemos 
 
entretejido con otras redes, que con su acompañamiento, apoyo incondicional   han llevado a  
 
FUNDALATIN a 37 años  de fundada,  ubicándonos desde los orígenes, al lado del que esta 
 
siendo violentado/a  en su dignidad y valor como persona. Años de búsquedas, de hacernos 
 
preguntas para no extinguir el Espíritu, años en donde también experimentamos 
 
incomprensiones ante decisiones radicales y proféticas, en todo eso, nos mantuvo y nos ha 
 
mantenido la misma lucha común: construir un mundo más justo, más humano… mas parecido 
 
al corazón de un Dios liberador.
 
El camino ha sido, a veces, pedregoso, otras veces, entre espinos, sin embargo, siempre 
 
manteniendo  el deseo de sembrar en tierra buena, en esos espacios comunitarios donde se 
 
nos llama para dictar algún seminario o taller, o donde animamos la fe viva de las 
 
comunidades, o donde tenemos que alzar la voz para llevar la verdad del proceso 
 
transformador que vive Venezuela a otras latitudes, cuando hemos tenido que acompañar el 
 
dolor de familiares que perdieron a hermanos o hijos  producto del odio irracional que los 
 
poderosos de siempre quieren imponer, a costa de la vida de inocentes, espacios en el que 
 
denunciamos aquello que produce muerte y también anunciamos esperanzas y nuevos 
 
sueños., sin dejar de mencionar nuestras celebraciones de la PALABRA, leyendo la biblia en 
 
comunidad de hermanos, fraternos, a la luz de la vida y la cotidianidad. 
 
De los iniciadores de este caminar nos alimentamos de su presencia pascual: muerte y 
 
resurrección, Juan vives, Joaquín Undurraga, desde otro paisaje, nos sostienen, animan 
 
nuestro compromiso de seguir apostando por dar vida y vida en abundancia, de los fundadores 
 
que siguen con nosotros nos nutrimos de su sapiencia,  impetu de lucha y constancia, de ese 
 
Evangelio que desde lo sencillo y fraternal nos convoca a mantener la fidelidad a los signos de 
 
los tiempos. A los  que aun desde la distancia los sentimos cercanos, nos demuestran la certeza 
 
de que compartimos sueños de iguales y  esperanzas siempre renovadas.
 
Hoy ante un mundo con fuertes complejidades, atropellados por el modelo capitalista 
 
depredador, ante un consumo alienante, así como también, ante los dolores de parto de 
 
pueblos que han sido invadidos por un modelo imperialista, que hace de la guerra un lucro, 
 
nuestro compromiso sigue y seguirá siendo la paz fruto de la justicia, la paz que no se da sino 
 
que se construye, la defensa de los derechos humanos para que todos tengan vida y vida en 
 
abundancia… seguiremos de la mano con tantos y tantas que hoy buscan posibilidades para 
 
vivir mejor, de la mano con aquellos que son discriminados, de la mano con aquellos que 
 
insisten en crear espacio para que triunfe la vida y pierda espacio la amargura. GRACIAS A 
 
TODOS POR TANTO 
 
Nuestro cariño en la presencia del  amor hermano/a. Muchas Gracias
 
Comunidad de FUNDALATIN